La Guerra de Yemen.

La guerra en Yemen es ahora la peor crisis humanitaria del mundo, con más de 22 millones de personas, tres cuartos de la población, en desesperada necesidad de ayuda y protección, dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

A medida que la guerra de yemen entra en su cuarto año, millones no tienen acceso a agua potable y el país está en alto riesgo de una epidemia de cólera, dijo Guterre en una conferencia de donantes en Ginebra el martes.

Dijo que más de 8 millones de personas en el país «no sabían dónde obtendrían su próxima comida» y que «cada diez minutos, un niño menor de cinco años muere por causas prevenibles«.

Con muchos luchando por mantener a sus familias, las tasas de matrimonios infantiles también han aumentado. «Casi dos tercios de las niñas están casadas antes de los 18 años, y muchas antes de los 15«, dijo Guterres.

Más de la mitad de los fondos requeridos para el plan de respuesta humanitaria de la ONU – $ 2,96 mil millones – no se han cumplido, dijo Guterres en la conferencia.

Sin embargo, agregó que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos ya han proporcionado 930 millones de dólares para el plan de la ONU, y se han comprometido a asegurar 500 millones de dólares adicionales para la región.

Desde marzo de 2015, la vecina Arabia Saudita encabeza una coalición de estados del Golfo contra los rebeldes Houthi en el norte de Yemen, después de que los rebeldes expulsaron al gobierno pro-saudita respaldado por Estados Unidos.

A menudo llamada la «guerra olvidada» en medio de la atención de los medios occidentales sobre Siria, la situación de Yemen es ahora catastrófica, con «casi la mitad de todos los niños de entre seis meses y 5 años crónicamente desnutridos«, según Guterres.

Ambas partes del conflicto han utilizado la comida como arma de guerra, pero la crisis está causada principalmente por un brutal bloqueo aéreo, terrestre y marítimo impuesto por una coalición liderada por Arabia Saudita.

En principio, la coalición dice que el objetivo del bloqueo es impedir que las armas iraníes entren en Yemen para abastecer a los rebeldes Houthi que tienen el control de gran parte del norte, incluida la capital, Sanaa.

Pero en la práctica, también redujo la cantidad de alimentos, medicinas y combustibles que se necesitan desesperadamente para ingresar al país, de acuerdo con grupos de ayuda.

¿Qué está pasando en Yemen?

La guerra de Yemen comenzó a principios de 2015, cuando los rebeldes huzíes, un grupo minoritario chií del norte del país, expulsaron al gobierno respaldado por Estados Unidos, liderado por el presidente Abdu Rabbu Mansour Hadi, y tomaron la capital, Sanaa.

La crisis rápidamente se convirtió en una guerra multifacética, que permitió que al-Qaeda e ISIS se fortalecieran en medio del caos.

Los huzíes están respaldados por Irán y sus miembros siguen la rama islámica chií del Zaidismo.

Los Zaidis representan alrededor de un tercio de la población de Yemen y gobernaron el norte del país durante casi 1,000 años hasta 1962.

La coalición dirigida por Arabia Saudita comenzó sus ataques aéreos en apoyo del gobierno de Hadi en marzo de 2015.

Más noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *